» PORTADA
» LA VIRGEN
» ESPECIALES

 

EL SACRAMENTO DE LA RECONCILIACION

Estamos llamados a ser discípulos de Jesús y a vivir su Evangelio.
Dios tiene para nuestra vida un proyecto de santidad: la vida del amor.
Por eso debemos rechazar lo que sea un obstáculo para que se realice el proyecto de Dios en nosotros. Especialmente romper con el pecado.
Jesús predicó: "conviértanse y crean en el Evangelio" y El también perdonó los pecados (Mt 9,2). Nuestro Señor dejó a su Iglesia su propio poder de perdonar los pecados (Jn 29,22-23).
El Amor de Dios es un amor más poderoso que el pecado, más fuerte que la muerte.
El amor que Dios nos tiene no se detiene ante nuestro pecado, no se vuelve atrás ante nuestras ofensas sino que se hace más solícito y generoso, ha llegado incluso a causar la Pasión y la muerte del Hijo de Dios hecho carne, que ha aceptado redimirnos pagando con su sangre.
"Sí, el Señor es rico en misericordia".


Para reconciliarse con Dios hace falta:
1- Hacer un examen de conciencia:Tratar de recordar todos los pecados cometidos desde la última confesión. No se trata de "rompernos" la cabeza tratando de recordar, sino de revisar nuestra vida.
2- Arrepentirse: Es el dolor de haber traicionado el amor de Dios y roto los lazos con los hombres. Implica detestar el pecado cometido.
3- Propósito de enmienda: la intención de no volver a pecar
4- Confesión de los pecados: Decir al sacerdote (que representa a Dios y a la iglesia) todos los pecados mortales,sin ocultar ninguno. También es conveniente confesar los veniales. No buscar justificarse ni culpar a otros. Ser sinceros y humildes.
5- Cumplir la penitencia : que nos ayuda a comenzar a cumplir la decisión de cambiar.


También es importante:

reparar el daño causado
( por ejemplo devolver lo robado, restablecer la reputación del calumniado, compensar las heridas)
reconciliarnos con el prójimo (si hemos ofendido a alguien no basta con confesarnos, debemos ir a pedir perdón a la persona).

 

  Guia para un examen de conciencia
Consejos, recomendaciones y pautas para el perdon de Dios.

El Señor es el medico de nuestras almas
"Venid a mí todos los que están fatigados y agobiados, y yo os daré descanso"

El Primer medio para alcanzar la gracia
"¿Es ésta la paga que os doy, Dios mío y Señor mío"

Portada | Santos | Milagros |Oraciones| Estampitas|Invocaciones| Devociones
|Reflexiones | Testimonios |
Enlaces |Mensajes
Todo el material publicado en esta pagina asi como los hechos, milagros y vidas estan oficializados por Iglesia Catolica